lunes, 29 de octubre de 2012

Un concierto dominguero


Ayer la noche fui al concierto de los Scissors Sisters en la sala La Riviera. Es una de las salas con mejores acústica en Madrid para dar conciertos. Lástima que esté tan mal comunicada, la pobre.

El caso es que allí nos plantamos, un poco inesperadamente y lo pasamos bien no, lo siguiente. Qué grupo más marchoso, qué bailongos y qué majetes, la verdad. Lo pasamos muy bien.


La anécdota del día fue que un camarero me preguntó, y muy seriamente, "si yo también era heavy". Me enseñó su tatuaje de Obus y me comentó cuánto le gustó el concierto de Kiss

Huelga decir que el heavy metal es un rollo que no va en absoluto conmigo.  Tengo que empezarme a mirar en serio esta obsesión mía de la que os hablaba hace menos de una semana.  He de revisar mi armario de esta temporada.


Como consecuencia de mis bailes de anoche y de la repentina ola de frío, hoy me he levantado con un cruce de resaca y resfriado que me trae loca.  Y sólo es lunes.  Aunqueeeee, no puedo dejar de escuchar y seguir bailoteando en la oficina este tema de las "hermanas tijeras".




2 comentarios:

  1. Jajajajaja...te lo dije, el mundo tachuela es jodido!!! jajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso te expones si las llevas con pitillos!! XD

      Eliminar

Vuela a la luna