miércoles, 6 de febrero de 2013

Regateando por el Zoco

Supongo que tras las dos entradas de los últimos días, habréis echado en falta el zoco. El zoco es el mercado tradicional árabe; pero no es sólo el lugar donde hacer la compra, es el espacio central de la vida social.  Por esta razón, es imposible visitar Marrakech sin visitar el zoco, ya que sus calles discurren alrededor de los principales puntos de la ciudad, como la Plaza de Jamaa el Fna, por ejemplo.


El zoco de Marrakech es un entramado de calles, algunas más anchas, casi todas estrechas, que se desparraman sin ningún tipo de criterio sobre la ciudad.  Es imposible entenderlas, no tienen cartelitos y son todas iguales. Consecuentemente, para el turista es un lugar perfecto para perderse. Literalmente. Nosotras nos perdimos tres veces.


No es un lugar destinado únicamente al turista. La población local se abastece también ahí de sus necesidades. Ya sea una escoba, el pan por la mañana, las verduras o la carne.



En efecto, esta carnicería no pasaría una inspección de sanidad en España.  Mi consejo es no hacer mucho caso a este tipo de cosas, pasar de largo sin fijarte mucho. De lo contario, no vas a comer absolutamente nada durante tu estancia en Marruecos.


No te confíes paseando por las calles del zoco. Por estrechas que sean, abarrotadas de gente que estén y señales de prohibición que veas...


... siempre se tue puede cruzar una moto, una bici, un carro y hasta un coche.



Algunas tiendas son además los talleres en los que trabajan los artesanos. De modo que es bastante común ver cómo cosen bolsos, marroquinería...



Cómo hacen unos farolillos y lámparas...



... o cómo los artesanos van en busca de pieles a los puestos de curtidores.  Esta parte del zoco huele a mil demonios, supongo que el infierno debe oler de forma parecida.  Las pieles se conservan con caca de paloma. Pero no sé decir si lo que huele es la caca, los trozos de piel recién arrancados o el azufre del demonio que se pasea por ahí.  ¡Santo Dios! ¡O Alá!



Las tiendas de especias son muy bonicas y llamativas, pero tampoco os creáis que huelen mucho mejor.  Tienen muchas curiosidades, como barro para pintarse los labios o trozos de arcilla para usar en plan piedra pómez.



Yo el especiero de casa lo tengo bien completito, así que de eso no piqué nada pero, aprovechando que estaba en la tienda de Omar Idmachai (Fendek My Mustapha, Nº66 Bab Ftouh) que nos habían recomendado como sitio donde compran los locales y lugar ideal para comprar el aceite de argáncompré pasas y té moruno.



Para típico, lo que veís en esta foto. El jabón negro, en primer plano.  El jabón negro es un jabón pastoso de color oscuro (casi negro), completamente natural, hecho a base de aceitunas negras, y de aceite de oliva, que se maceran en sal.  Huele regulero, pero es ideal para exfoliar la piel y quitar todas las pieles muertas.  Yo no compré, pero lo promé en el Hamman.

Y lo que véis detrás, en verde, es henna. Seguro que ya sabéis que la usan para pintarse las manos, pero también para los cuidados del cabello.  Esta henna es también uno de los ingredientes de esos famosos pintalabios verdes que pintan en rosa, megahidratantes y que cualquier seguidora de la moda te encarga si vas a Marruecos :) Especialmente si han leído esto.


Para típico en un zoco árabe, las alfombras.  Dicen que los mejores puestos para comprarlas, en el zoco de Marruecos, es en la plaza de las especias.



Con la medalla de plata en el ránking de "cosas típicas que comprar en Marruecos", los pastelitos dulces. Ya os hablé de ellos ayer, así que poco más hay que decir.  Sólo que intentes comprarlos de una vitrina donde no haya moscas.... ups...


 Y coronando el podium de honor, no podía ser de otro modo:  las babuchas. Podría enseñaros unas quinientas fotos de babuchas en exposición, de todos los colores, todos los diseños, todas las medidas, de hombre, de mujer, de niño, de gigante...  A pesar de todo, es un rollo que no va mucho conmigo y yo no me compré ningún par.



Por supuesto, había mil cosas más: colchas, fundas de cojín, teteras, vasitos de té, bolsos, cinturones, cachimbas, chilabas, collares, pulseras, pendientes, manos de fátima.... podríamos estar así, viendo fotos, hasta el día del juicio final.  Confío en que este pequeño resumen os valga.

22 comentarios:

  1. A mi me vale...y me quedo con lo de comprar los dulces en otro sitio, dónde la vitrina no tenga moscas, jajajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! perfecto, pues sabiendo que te vale, me quedo más tranquila.

      No he querido hacer mucho hincapié en cosas como le das las moscas pero, hay que ir con un poquito de ojo y sin ningún escrúpulo!

      Eliminar
    2. Joder! que ascazo, tengo una foto de un pueblito de Tunez dónde se ve un puesto de carne con la cabeza de la vaca colgando...con su piel y todo frixona que era la jodia!!!! aggggg!!!

      Eliminar
    3. Yo el olor que llevé peor fue el de unas cabezas de cordero, que las ponen ahí, como pinchadas en un hierro, y las hierven. Se las comen :S Es el único momento en el que me tuve que tapar con mi pañueluco, cual viejuna...

      Eliminar
  2. oooooooooohhhhhhhhhhh!!! que envidia sana!! las fotos tienen mucho encanto, y como me gusta ese ambiente (confieso que la de la carnicería me ha dado un poco de impresión, yo que soy más bien de verduritas) Al final voy a tener que ir...jejeje...
    Me han gustado esas babuchas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan los mercadillos, apúntatelo en tu lista de cosas que hacer :) Está a un tiro de piedra y es realmente barato todo.

      Eliminar
  3. ...que apetecible...a mi dame 40 pichurros y sueltame en un zoco! jajajaja, salgo vestida, aromatizada, calzada y decorada! jajaja.

    Soy fan del aceite de argan!!! para el cuerpo! para el pelo....y hasta para cocinar....¿se puede ser mas completo!?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Yo he vuelto bastante descargada. Solo compré té, pasas, ropita para mis sobris... poca cosa para mí. No me acaba de ir el rollo moruno en cuanto a estilismos, decoraicón y tal...

      Eliminar
    2. A mi la cosmetica me encantó, tambien traje cajitas, perfumeros antiguos, blusones para la playa, lamparas, especias (mogollon) bisuteria de plata y piedras, telas, y una cachimba!!

      Eliminar
    3. Imagina un botón "me gusta". Te he pueso un clic.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. muchacha, pero si has puesto el enlace a su blog!!! jajajajaja

      Eliminar
    2. Ah, coñooooooooooooo, jajaja! Déjame, que estoy fatal de lo mío.

      Eliminar
  5. Hola, otra vez por aquí?? jajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Qué losers somos a veces... ñaig

      Eliminar
  6. Vamos, que lo que no encuetres allí, es que no existe...
    No había oído hablar de esas barras de labios, pero el aceite de Argán sí que es magnífico y por lo que me han dicho, tirado de precio, que aquí está por las nubes.
    Yo los dulces los encuentro algo emapalgosos, pero están buenos (mejor sin moscas, je, je).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, yo tampoco puedo mucho con esos dulces. Un par a lo sumo. El aceite de argán te lo venden en todos lados, la verdad. Sin embargo, leímos que lo mezclan con otros y que el que ofrecen a los turistas es de dudosa calidad. Nos aconsejaron la tienda de un moruno, que lo compra a granel en la refinería. En fin, que trasteamos todo hasta encontrar al señor y, efectivamente, su aceite tenía otro color y la botella venía sin etiqueta ni nada.

      Si es que a los turistas nos deben timar cosa fina :)

      Los pintalabios también estaban por todos lados y por lo visto son bastante típicos. Ahora sí, en TODAS las fundas, un "made in taiwan".

      Eliminar
  7. me ha gustado mucho como se cuela la luz en la primera foto :)

    he visto el post de Eva Gonzalez y vaya arte mezclando ingredientes y creando de nuevo labiales! nunca pensé que un blog de estas "famosas" pudiera tener algo interesante! jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Me sorprendió lo apañá que es Eva González. Y otra que le da mucho al DIY y al costurero es Raquel del Rosario en su blog. Pa' que veas.

      A ver si por fin me compro una cámara de fotos de decente y puedo currármelo más...

      Besos!

      Eliminar
  8. Hola! estoy intentando buscar la tienda que comentas Fendek My Mustapha Nº66 Bab Ftouh y es que esa calle no me aparece en Marakech sino en Fez! Puedes decirme donde está? Gracias

    ResponderEliminar

Vuela a la luna